Fundación Mi Casa promueve programas de Familias de acogida como alternativas a residencias

0
93

Una familia de acogida es una persona o grupo familiar que cuida de manera temporal a un niño, una niña o un adolescente (NNA) que ha sido vulnerado gravemente en sus derechos, mientras los tribunales resuelven su situación familiar. Son la alternativa por la que pasan, mientras se resuelve su situación de manera permanente, con su familia de origen o parientes en general.

Por medio de charlas de difusión los Programas de Familias de Acogida Especializada (FAE) de Fundación Mi Casa, presentes en la región de Los Ríos están buscando aumentar las familias guardadoras de niñas, niños y adolescentes, que necesitan este apoyo.

Esta modalidad, conocida también como FAE, consiste en cuidar de manera transitoria a los niños, niñas y adolescentes que han sido gravemente vulnerados en sus derechos, mientras se trabaja con sus familias de origen. Con esto se evita que los niños y niñas tengan que permanecer en residencias de protección durante el periodo en que el tribunal resuelve su situación definitiva.

La directora del FAE Valdivia, Viviana Isla, detalló la labor de estos programas, “el FAE brinda atención psicosocial, que busca integrar a Niños, Niñas o Adolescentes (NNA) a un grupo familiar alternativo, que solidariamente los cuide con amor y apoye en su desarrollo vital, mientras se realizan las intervenciones psicosociales necesarias con sus familias biológicas para que desarrollen o fortalezcan su capacidad de cuidado y crianza”.

Como una forma de motivar a los participantes de la actividad, se mostró el testimonio de una Familia de Acogida Valdiviana, que está pasando por este proceso por segunda vez. La mamá de esta familia local, expresó que, “es una experiencia muy linda desde todo punto de vista, lo que uno aprende de ellos, lo que recibe de ellos es super lindo. He podido ver como los niños se han ido desarrollando y es un orgullo poder ver esos resultados, saber que van madurando”.

Entre los requisitos para inscribirse se encuentran, entre otros: ser mayor de edad; no tener antecedentes penales ni estar inhabilitado para trabajar con niños; contar con ingresos económicos estables que satisfagan las necesidades del grupo familiar; y ser capaz de entregar cariño y amor mientras dure el acogimiento, sabiendo que el tiempo compartido fue un paso importante en su desarrollo y bienestar.

Para resolver dudas y obtener más información se pueden comunicar con los Programas FAE presentes en el territorio a los correos faeprolosrios@fundacionmicasa.cl y faeprovaldivia@fundacionmicasa.cl

Deja un comentario