Columna: El rol de la matronería en pandemia

0
131

Columna de Maricela Pino

Directora de la carrera de Obstetricia

Universidad San Sebastián

Han transcurrido 187 años desde que se formó la primera escuela de obstetricia en nuestro país, cuyo propósito fue contribuir a la profesionalización de la atención del parto para disminuir las altas tasas de mortalidad materna e infantil. Desde ese entonces, la matrona y el matrón se han convertido en pilares fundamentales en la atención de las mujeres, no tan solo en el momento del parto, sino que a lo largo de todo su ciclo vital.

De esta manera, es posible encontrar a estos profesionales brindando atención preconcepcional, atendiendo temas en materia de regulación de la fertilidad, en el control ginecológico, en atención a la población adolescente, a la gestante y la puérpera, a la mujer climatérica y, a nivel hospitalario, en los servicios de obstetricia, ginecología y neonatología, cumpliendo roles clínicos y administrativos.

En medio de esta crisis sanitaria mundial, desencadenada por el Covid-19, las matronas y matrones han estado en la primera línea de atención a mujeres y sus hijos. En este complejo panorama, se han adecuado a estrictas medidas de atención. Por ejemplo, en la asistencia de partos, han sido precursores de educación, contención y acompañamiento a gestantes que se encuentran sin sus familiares cercanos debido a los protocolos para prevenir el contagio.

Por otra parte, la tecnología permitió consultas a través de servicios de telemedicina o telefónicos para realizar consejerías en salud sexual y reproductiva, permitiendo dar continuidad a las atenciones.

En este día de la matrona y el matrón, dada la importancia que cobra nuestra labor a nivel comunitario y sanitario, el llamado es a seguir trabajando para formar profesionales de excelencia, que se comprometan con los desafíos futuros y con las lecciones que nos deja la pandemia. Hoy más que nunca Chile necesita de matronas y matrones para construir salud en todas las comunidades del país.

 

Deja un comentario