Servicio de Salud y UACh firman convenio para capacitación en telemedicina

0
118

El acuerdo permite mejorar la formación de estudiantes y profesionales en los procesos clínicos a distancia que benefician a los usuarios y pacientes de Los Ríos.

El Servicio de Salud Valdivia (SSV) y la Universidad Austral de Chile (UACh) firmaron un convenio de colaboración que otorga la licencia y regula el uso conjunto de la Plataforma de Capacitación en Telemedicina de la repartición, desarrollada a partir del módulo de Prácticos Virtuales del Instituto de Bioquímica y Microbiología (BIMI) de la casa de estudios.

El acuerdo formalizado por el director del SSV, Víctor Hugo Jaramillo y el rector de la UACh, Óscar Galindo, responde a un trabajo colaborativo que se desarrolla desde el 2014 cuando el Instituto BIMI, autorizó al Servicio de Salud a hacer uso de su módulo de Prácticos Virtuales, el cual se utilizó como estructura para desarrollar la Plataforma de Capacitación en Telemedicina.

Con los años, la plataforma ha sufrido importantes transformaciones y avances, siendo actualmente una solución adaptada a los requerimientos y especificaciones del proyecto Telemédico del Servicio, así como en una destacada herramienta para la capacitación de profesionales en los procesos clínicos a distancia que benefician a la población usuaria de más escasos recursos de la región.

El convenio establece una cooperación mutua, en que el Instituto BIMI hace entrega, de manera gratuita, de la administración de la plataforma al Servicio de Salud, quien podrá modificar y mejorar el sistema de manera independiente, entregando anualmente una copia actualizada con las mejoras desarrolladas en el periodo.

El director del Servicio de Salud valoró el convenio formalizado, explicando “que significa potenciar la red asistencial con una importante herramienta que no sólo beneficia a los alumnos practicantes de la UACh, sino también a nuestros funcionarios, que han debido responder a la exigencia cada vez más creciente del uso de la tecnología para resolver las necesidades de nuestros pacientes, sobre todo de aquellos que viven en los sectores más alejados de la región de Los Ríos”.

Jaramillo precisó que este convenio “se da en un año particular en que la pandemia por Covid-19 nos ha exigido innovar, acelerar procesos de cambio e introducir nuevas estrategias; y en ese sentido, contar con esta plataforma, pero además poder modificarla y mejorarla a través del trabajo diario de nuestros establecimientos, nos permitirá aumentar la resolutividad y apoyar la formación de nuestros funcionarios”.

El documento formalizado establece además que ambas instituciones acordaron colaborar en la búsqueda de nuevas iniciativas y proyectos informáticos de mutuo beneficio. Además, el Servicio de Salud, a través de su Unidad de Telemedicina, realizará anualmente conferencias a los alumnos del instituto respecto al uso de esta prestación a distancia en la red asistencial, como una forma de apoyar la educación en salud.

En tal sentido, el jefe de la Unidad de Telemedicina del SSV, Dr. Carlos Fierro, destacó “el efecto potenciador del presente convenio, que permitirá amplificar la capacidad de desarrollo e innovación respecto del uso y fortalecimiento de la Plataforma de Capacitación, que ha sido una pieza clave en el desarrollo de la estrategia telemédica del SSV. Gracias a esto, a la fecha se han realizado mil 53 actividades de capacitación y se han certificado 442 cursos”.

La plataforma original de Prácticos Virtuales es propiedad intelectual del Instituto BIMI, y de la autoría de los docentes Ana María Von Chrismar, el doctor Alejandro Claude y el ingeniero informático Gustavo Delgado.

Al respecto, Von Chrismar, detalló que “el convenio formaliza una colaboración nacida de la inquietud del ámbito formativo del SSV y de la implementación de los Prácticos Virtuales para bioquímica, lo que sin duda fortalecerá el desarrollo de unidades de mejor calidad y con una mejor cobertura para poder fortalecer la formación de los funcionarios y estudiantes del ámbito de la salud. Por otro lado, la posibilidad de estudiar el impacto formativo de las actividades virtuales es un desafío que deberemos abordar en conjunto ambas instituciones”.

Deja un comentario