Internos del Complejo Penitenciario de Valdivia recibieron instrumentos musicales

0
22

La Fundación Orquestas Juveniles Infantiles de Chile donó instrumentos de cuerda e implementos para el grupo musical Sueños de Calle, el cual funciona desde el año 2016 en la cárcel de la ciudad.

“La música nos permite olvidarnos del encierro y soñar”, dice Cristian cuando le consultan respecto a qué significa ser parte del grupo musical Sueños de Calle. La banda que se formó el año 2016, cuenta con la supervisión del profesor dela Universidad Austral de Chile, Pablo Matamala, quien además es su director musical. El fin de semana pasado, en el Complejo Penitenciario de Llancahue, se realizó una importante donación que apunta a continuar con el desarrollo musical al interior del complejocarcelario.

Matamala explica que “la directora de la Fundación Orquestas Juveniles Infantiles de Chile, Alejandra Kantor, visitó este centro penitenciario en abril del año pasado y conoció el trabajo, comprometiéndose en hacer una donación. Paramí es un orgullo cómo los reos han asumido este desafío musical, estamos avanzado y viendo cómo hacer que la música sea parte del proceso de reinserción social (…) apostamos a una futura escuela popular de formación que les permita salir con un nivel”.

La donación que realizó la directora ejecutiva de la Fundación Orquestas Juveniles Infantiles de Chile, consiste en un grupo de instrumentos de cuerda: un violín, una viola, un contrabajo y un bajo eléctrico. Además, de un platillo parabatería, baquetas y atriles.

La directora de la Fundación, Alejandra Kantor, destacó que “la música ayuda mucho a la reinserción laboral, sabemos que a través de ella se mejora la conducta. Colaborar con este proyecto es parte de nuestra misión como fundación,este tipo de donaciones las hemos realizado con hogares del Sename en Maule, Til Til y San Bernardo. En centros penitenciarios, hemos colaborado con la Cárcel de Rancagua y ahora con el Complejo Penitenciario de Llancahue”.

El seremi de Justicia y DDHH, Cristhian Cancino, tras la entrega de los instrumentos de cuerda, explicó que “es un gran aporte para la reinserción social de los internos que han optado por la música como una forma de llevar su vidaal interior de la cárcel y que pretenden seguir sus sueños en el exterior”, concluyó.

Deja un comentario