Últimas Noticias

VIDEO: Berger fijó la postura regionalista en discusión del cambio al sistema Electoral

BERGEREl diputado Bernardo Berger (RN) advirtió que con la redistribución de cupos en el Congreso, “la región Metropolitana ahora pesará 9 veces más que regiones como los Ríos y Arica, y eso es derechamente acrecentar el centralismo desde el Legislativo”.

Asimismo, lamentó que el Ejecutivo se haya “empecinado” en el redistritaje y el aumento de parlamentarios, “desoyendo a la ciudadanía que ha sido categórica en rechazarlo”.

Las declaraciones las hizo el diputado por Los Ríos en medio de la discusión de la Reforma al Sistema Electoral esta mañana, ocasión en que dijo que siempre apoyó el cambio al binominal, pero criticó que se haya asociado al aumento de parlamentarios, pues ello obliga a rechazar la propuesta, pues aumenta el centralismo y el gasto

A continuación, texto de la intervención completa:

“El sistema electoral es perfectible y es necesario que así se haga, eso lo he apoyado siempre. Porque nunca hay que quedarse quieto si hay fórmulas que perfeccionen la democracia y la representación de los ciudadanos en nuestro territorio nacional.

Cuando lo propuesto por el Ejecutivo en este caso, reemplazando el Binominal por un sistema proporcional, no me pareció lo mejor, a falta de otras fórmulas de consenso también apoyé, aunque es difícil explicarle a la ciudadanía porqué probablemente, tal como sucede en las elecciones de concejales, se seguirán produciendo distorsiones en los resultados, y que no necesariamente las personas más votadas serán las que ganen.

Y apoyé hasta ese punto señor presidente, porque el binominal no daba para más y se necesitaba un sistema a tono con un nuevo Chile, y además tenía la esperanza que no lesionaríamos la representación de las regiones con entuertos como en el que estamos hoy.

Lamento muy profundamente que el Ejecutivo, pese a todas las advertencias y reclamos ciudadanos, haya insistido que, para cambiar el sistema, se debiera aumentar el número de diputados y senadores.

Nunca estuve de acuerdo, y sigo en desacuerdo respecto del incremento de parlamentarios, porque el Estado, en definitiva la ciudadanía, no puede seguir asumiendo más costos innecesarios como éste.

Aquí el problema no es de más representación. Es de honestidad. Y finalmente, es de fórmula matemática para que el sistema de D’Hontt cuadre… A mí me parecía en ese caso, más razonable haber buscado otro sistema matemático… era más barato y más eficiente.

Pero una vez más el gobierno puso la carreta delante de los bueyes… pero en fin, estamos una vez más, ante hechos consumados.

Una vez más estamos ante una medida desoyendo a la ciudadanía que ha sido categórica en rechazar y condenar estos aumentos inoficiosos de cargos políticos que al final se terminan pagando del bolsillo de las familias chilenas a través de los impuestos.

Pero lo que más me desconcierta, señor presidente, es la nueva distribución de los cupos por región. Es una distribución que termina acrecentando brutalmente la brecha de desigualdad entre la capacidad representativa que tienen las regiones frente a la capital.

Las regiones han perdido hoy voz en el Congreso, y eso es retroceder no uno, sino varios pasos en materia de descentralización.

Fíjese por ejemplo, que ahora los intereses de la región metropolitana serán representados por 47 diputados, mientras que los ríos apenas tendrá 5; o sea, 47 votos contra 5. O peor en Magallanes, que sólo tendrá 3 contra 47, o más de 10 veces respecto a Arica Y Parinacota.

Es decir, la voz de la región metropolitana ahora vale numéricamente 9,5 veces más que mi región a la hora del debate en el Congreso.

Otro dato a la luz de la descentralización de la que tanto se hace gárgaras:

Las tres más grandes urbes del país, esto es, Santiago, Valparaíso y Concepción juntas –el centro de Chile, de ahí el término Centralismo- ahora acaparan el 52,3 por ciento de los parlamentarios. O sea, las tres capitales pasan a ser las hegemónicas de ahora en más, en desmedro del resto de Chile.

Entonces yo me pregunto, señor presidente: ¿de qué descentralización estamos hablando con este proyecto? ¿De qué mejor representatividad territorial me están tratando de convencer con esta propuesta?

En este contexto, señor presidente, quedó con un sabor amargo que me imagino es compartido por todos quienes llevamos años peleando por el equilibrio de fuerzas y por la descentralización política y administrativa de Chile, y sin alternativa más que rechazar este proyecto

Siento que en esta jornada estamos satisfaciendo un capricho de algunos partidos políticos por tener más diputados y senadores a la fuerza, pero no resolviendo las necesidades de desarrollo igualitario de las personas que habitan nuestro territorio nacional.

He dicho señor presidente”.

Revise esas declaraciones en video:

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: