Últimas Noticias

Expertos en anfibios y conservación se reunieron en Huilo Huilo para desarrollar la Estrategia de Conservación de la Ranita de Darwin

La herramienta busca revertir el riesgo de extinción de la Rhinoderma darwinii y guiar su conservación por las siguientes décadas. En el encuentro participaron diversos actores, provenientes tanto de la academia como organismos públicos, al igual que diversas ONGs relacionadas con la conservación. La reunión se realizó los días 11 y 12 de septiembre en la Reserva Biológica Huilo Huilo.

En Chile existen dos especies de Ranita de Darwin, la del norte (Rhinoderma rufum) -que fue vista por última vez en 1981 y está catalogada por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN) como “en peligro crítico”- y la del sur (Rhinoderma darwinii), catalogada por la IUCN como “en peligro”. Lamentablemente, la alarmante declinación de la población de Ranita de Darwin -un anfibio endémico del Bosque Húmedo Templado de Chile y Argentina- la ha convertido en un símbolo de la creciente pérdida de biodiversidad a nivel global.

Es por eso que el Centro de Investigación para la Sustentabilidad (CIS) de la Universidad Andrés Bello, realizó un simposio internacional este 8 de septiembre en Santiago, en donde se presentaron los últimos avances en la investigación referente a las dos especies de Ranita de Darwin. Luego, los 24 expositores nacionales e internacionales se trasladaron hasta la Reserva Huilo Huilo para desarrollar la planificación estratégica de conservación de esta especie amenazada, lugar en donde existe una de las poblaciones más abundantes de esta especie, junto con la Isla de Chiloé.

La actividad contó con el patrocinio del Ministerio del Medio Ambiente y fue liderado por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), la ONG Ranita de Darwin, Fundación Huilo Huilo, el Zoológico de Leipzig, la Sociedad Zoológica de Londres y la Fundación MERI. Contó además con la colaboración del Zoológico Nacional, ONG Nahuelbuta Natural, Universidad de Concepción, Amphibian ARK, Darwin Vineyards y el programa Fondecyt.

Ariadne Angulo, co-presidente del Amphibian Specialist Group de la UICN, explicó que “los planes de conservación de especies son muy importantes porque nos dan una hoja de ruta. Muchas veces hay esfuerzos de distintos organismos, sobre todo cuando se trata de una especie emblemática, pero estos esfuerzos son individuales y aislados y muchas veces se pierden oportunidades de sinergia y colaboración, e incluso hay duplicidad de esfuerzos. Entonces la idea es generar una visión común con los principales actores que están relacionados con la Ranita de Darwin”.

Respecto a la labor realizada por Fundación Huilo Huilo señaló que “han sido extremadamente importantes para la conservación de la Ranita de Darwin, pues han tenido un papel de vanguardia en la difusión de la importancia de esta especie, tienen un centro para dar a conocer a los turistas y a la población local. Estoy muy impresionada con el ímpetu y el compromiso de mis colegas chilenos, con la organización que ha implicado muchísimo trabajo, esfuerzo y conseguir recursos no es fácil. Los colegas que están en esta estrategia están aportando con todo su conocimiento y eso es invaluable”.

Marty Crump, experimentada herpetóloga de la Utah State University, indicó que “comencé a trabajar con Ranitas de Darwin en 1997 y en ese tiempo no había información académica sobre esta especie por lo que investigué su biología en su ambiente natural y obtuve fondos de la National Geographic Society para trabajar con la Ranita. Es muy importante contar con información que nos permita entender sus ciclos reproductivos, por ejemplo, necesitamos contar con información básica para poder tomar decisiones. Este encuentro es muy importante porque reúne personas de diferentes expertises, académicos y agentes del gobierno que dictan regulaciones”.

Andrew Cunningham, sub-director del Instituto de Zoología de la Sociedad Zoológica de Londres, expresó que “la Ranita de Darwin es particularmente interesante porque está muy amenazada y su especie presenta características evolutivas muy especiales. La única forma de conservarla es teniendo un consenso de todos los actores que están relacionados con esta especie. Hay otros países que también han hecho estrategias de conservación para sus especies amenazadas, esta es una manera muy estudiada para recuperar especies en declive, y la IUCN ha desarrollado protocolos para llevar a cabo estos planes de acción”.

Claudio Soto, director del Centro de Investigación para la Sustentabilidad de la Universidad Andrés Bello dijo que “esta idea nació hace 10 años, cuando nosotros como universidad, en conjunto con investigadores y otras organizaciones, hemos ido impulsando la investigación de la Ranita de Darwin y hemos reunido mucha información sobre esta especie en iniciativas de conservación in situ y ex situ. Eso nos llevo a realizar una estrategia de conservación para las dos especies de Ranita de Darwin, lo que implicó traer a un sólo lugar a los actores relevantes para poder determinar el futuro de la especie, la generación de fondos para investigación y la difusión de esta especie única en el mundo”.

La Ranita de Darwin (Rhinoderma darwinii)

Este anfibio es una especie muy carismática, tanto por su tamaño, forma y color. Además, presenta un cuidado parental único: la neomelia, en donde el macho aloja los huevos fecundados en su saco vocal para liberarlos una vez finalizada la metamorfosis. No supera los 3 cm en su etapa adulta. De cabeza triangular y una característica prolongación nasal cilíndrica que junto a una coloración dorsal, que va desde el verde brillante al café, le permiten mimetizarse entre la hojarasca del bosque y así pasar desapercibida frente de sus depredadores. Ventralmente, la Ranita de Darwin es de color negro con manchas blancas las que son únicas para cada individuo. Estas manchas son similares a una “huella digital”. Es de hábitos diurnos y posee un canto parecido al de un ave con un tono muy alto similar a un silvido.

Verónica Toledo, directora de Conservación de Fundación Huilo Huilo, explicó que “nosotros comenzamos con el programa de conservación de la Ranita de Darwin en Huilo Huilo el año 2009 en conjunto con la Universidad de Concepción y con el Zoológico de Leipzig de Alemania, fuimos los primeros en Chile en comenzar iniciativas de conservación sobre la Ranita de Darwin de la cual no se sabía mucho. Levantamos información sobre las poblaciones que están en Huilo Huilo y encontramos que en 20 hectáreas hay 150 individuos. Si consideramos que esta reserva tiene 100 mil hectáreas el desafío que nos queda es poder monitorear al resto de las poblaciones”.

Toledo señaló además que “en 2007 se realizó en la Reserva Huilo Huilo la Estrategia Nacional de Conservación del Huemul y considerando que en Chile son muy pocas las especies que cuentan con esta herramienta, nos sentimos muy honrados de que por segunda vez se reúnan en Huilo Huilo expertos en conservación para frenar la extinción de una especie”.

Desde el 2012 en la Reserva Biológica Huilo Huilo se realizan investigaciones en conjunto con la Universidad Andrés Bello para determinar los efectos de la intervención antrópica en el hábitat de la Ranita. Además Fundación Huilo Huilo creó un Centro de Difusión de Anfibios con el objeto de entregar información sobre esta especie tanto a los visitantes como a las comunidades aledañas.

Las principales amenazas para la Ranita de Darwin son el calentamiento global, la destrucción de su hábitat y la quitridiomicosis, enfermedad infecciosa que afecta a los anfibios, causada por un hongo de la división Chytridiomycota, Batrachochytrium dendrobatidis.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: