Últimas Noticias

Centro Permitirá Apreciar Vestigios de Valdivia antes de 1909

DSC_5324_01Conservar y rescatar restos arqueológicos que recogen la historia de la ciudad de Valdivia antes del gran incendio de 1909, es uno de los objetivos que se concretó tras la firma de un convenio entre la Contraloría General de la República y la Dirección Nacional de Bibliotecas, Archivos y Museos (DIBAM). El acuerdo permitirá la administración del Centro de Interpretación Todas las Aguas del Mundo, el cual se ubica a un costado de Contraloría y el río Calle Calle en Valdivia.

El establecimiento que contiene elementos arqueológicos que fueron rescatados tras las excavaciones que realizaban los trabajadores durante la construcción del edificio (Contraloría), posee numerosos fragmentos y pedazos de objetos de cerámica monocroma de alfareros de la zona, vestigios de construcciones de la época y elementos que narran la importancia del río en el comercio fluvial de Valdivia.

El contralor general, Jorge Bermúdez, dijo que “cuando hace cuatro años se inició la construcción de este edificio, se encontraron restos arqueológicos y se dio aviso al Consejo de Monumentos Nacionales. Desde ahí, se desarrolló una labor de poner en valor estos hallazgos y que se concreta en este Centro de Interpretación. El lugar da cuenta de una parte de la historia de Valdivia y lo que ha ocurrido en este sector de la región”, afirmó.

Bermúdez añadió que este tipo de iniciativas son un aporte a la historia de la ciudad y enriquecen nuestra historia. “Esto es inédito para la Contraloría, porque lo que hacemos es fiscalizar a la administración del Estado, no es nuestra función dedicarnos a la administración de restos arqueológicos ni de museos. Por lo tanto, encargamos esta misión a quien corresponde”, declaró.

El director del Museo Castillo de Niebla y quien representó a la Dibam en la ceremonia, Ricardo Mendoza, dijo que “lo que aquí existe son los restos de una ciudad antes de que se reconstruyera tras el devastador incendio de Valdivia en 1909. Entre 1880 y 1930, podríamos decir que hubo una época de oro de desarrollo, protagonizada por la actividad de la colonia alemana”, afirma.

Mendoza explica que “hace unos años escribí una biografía acerca del fotógrafo valdiviano, Rodolfo Knittel, quien publicó un libro en 1913 denominado: Valdivia Hasta el Gran Incendio de 1909. Al apreciarlo, te das cuenta del crecimiento que tuvo la ciudad con construcciones, apertura de calles, modificación de cuadras, obras de alcantarillado y aguas lluvias. Ese período está representado en este museo, es una época donde hubo un florecimiento productivo y una actividad creativa enorme”, explicó.

El recinto situado al costado de la Contraloría, será abierto al público próximamente y se convierte en un elemento turístico más al final de la costanera de Valdivia, donde también están ubicados el submarino O´Brien, el Barrio Flotante y los taxis fluviales.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: